Así se escondieron los asesinos del kiosquero para escapar de la Policía

Actualidad 09 de noviembre de 2021 Por Diario de Tucumán
Entraron a un supermercados porque querían despistar, pero finalmente fueron atrapados a las pocas cuadras del lugar del crimen 9 de noviembre de 2021
descarga (39)
Diario de Tucumán

Acababan de matar, acribillar, a un trabajador. Le habían quitado la vida a Roberto Sabo, un kiosquero como tantos otros de Ramos Mejía. Tras ello los delincuentes, con total frialdad, ingresaron a un mercado de la zona para cambiar parte de su vestimenta y así tratar de fugarse, algo que finalmente no ocurrió porque fueron atrapados a las pocas cuadras del lugar del crimen. Los restos de la víctima serán velados desde hoy a las 17 en la cochería Pache, situada en Eva Perón 1122, de Morón.

De acuerdo a una filmación que grabó el interior del local, los ladrones, Leandro Daniel Suárez, de 29 años, y una adolescente de 15, ingresaron allí poco después de las 14. Mientras la joven parecía comunicarse por teléfono, el hombre se quitaba parte de sus prendas con la intención de despistar si es que alguien lo estaba buscando tras cometer el homicidio. Permanecieron allí un par de minutos y luego continuaron con la huida.

Fue un testigo el que alertó a la Policía cuando vio salir a los asesinos de Sabo del kiosco. Pese a que la pareja intentó fugarse en un Ford Focus color negro que había sido robado a un remisero, los delincuentes chocaron contra un árbol en el cruce de las calles Saavedra y Alvear y fue entonces que ingresaron al supermercado con la intención de simular unas compras y cambiarse la vestimenta para no ser reconocidos.

Mediante un operativo cerrojo, los efectivos lograron la detención de la pareja en Avenida de Mayo y Rivadavia.

Te puede interesar